Ápice es el nombre que mejor describe el propósito de este nuevo proyecto de vida que decidí emprender en el año 2017.

Significando ápice el punto mas alto de algo, es una buena representación de lo que significa para mí el punto mas alto del ser humano, la consciencia.

 

La consciencia, esa capacidad de darnos cuenta, percibir, comprender e interpretar la realidad y de esta manera tener una experiencia de vida; se ve muchas veces opacada por los continuos pensamientos asociados al pasado (recuerdos) y al futuro (proyectos, sueños, supuestos) que nos alejan de vivir una experiencia plena del momento presente, el lugar donde todo tiene sentido.

 

Asi mismo, ÁPICE representa la sigla conformada por las palabras claves necesarias en el propósito de trabajar con la mente y su facultad para mantenerse perfectamente despierta en todo momento, comprendiendo la realidad libre de deformaciones.

 

El yoga y la meditacion son practicas que nos ayudan a cultivar una consciencia plena a través de la experiencia continua de afinar la ATENCIÓN PLENA sobre lo que pensamos, decimos y hacemos. Una atención plena es primordial para mejorar la INTERACCIÓN con nosotros mismos y todo lo que nos rodea. La perseverancia en estas practicas traerá la CALMA a nuestra mente, que dará paso a la claridad para percibir la realidad con la EMPATÍA necesaria para mejorar nuestra experiencia de vida. 

 

MI BIOGRAFÍA 

biografia web.jpg

Soy María Juliana González Martínez, nací en Bucaramanga, Colombia. Profesional en Ingeniería Industrial de la UIS, y especialista en Gerencia de Recursos Humanos de la universidad Externado de Colombia. Ejercí mi profesión durante diez años, después de los cuales me adentro en el mundo del yoga y la meditación en 2013. 

 

En 2017 viajo a la India para certificarme como instructora de yoga y meditación en la Escuela Nada Yoga School, en Rishikesh; y en el mismo año me certifico con Rainbow Kids Yoga de Australia en la enseñanza de estas prácticas para niños.

En 2017 inicio a enseñar yoga y meditación a niños y adultos en la ciudad de Bucaramanga, a través de mi marca ÁPICE (Atención Plena, Interacción, Calma y Empatía), siempre convencida que el yoga es para todos.

Al dia de hoy continúo inmersa en el aprendizaje y enseñanza de estas prácticas con el ánimo de ofrecer diversos espacios que brinden bienestar a mas personas.